Blog

Datos curiosos, por que aprender inglés, artículos, noticias y más

Anglicismos: ¿buenos o malos?

El slang, es el inglés utilizado en una conversación informal, muchos de ellos se aplican de forma oral o escrita y estamos más cerca de ellos de lo que creemos: basta con abrir tu cuenta de Facebook, Twitter, Instagram o prender la televisión y la cantidad de slang es abrumadora, se encuentra en conversaciones, noticias, memes, etiquetas etcétera, tanto así que empezamos a usarlo en nuestras conversaciones para sentirnos dentro de la misma sintonía. Ya cuando se cumple todo este proceso y los empezamos a emplear intercalados con nuestro idioma y no es necesaria una traducción para comprenderse, se convierten en anglicismos, que es la forma de llamar a estos préstamos lingüísticos del idioma inglés.

Estos anglicismos pueden encontrarse tanto como frases breves, palabras, acrónimos e incluso existen diccionarios online enfocados en explicar qué significan y ejemplificar en qué situaciones se usan, permitiendo a usuarios de todas partes del mundo comentar dónde los vieron y cuál es la forma en que estos son usados en diferentes contextos.

Por ejemplo, ’lol’ es utilizado infinidad de veces en conversaciones, memes y hasta de forma oral por diversas personas y su primer significado fue ‘Laughing out loud’ o ‘Lots of laughs’, pero actualmente se llega a usar de forma sarcástica, como ‘lack of laughter’.

Otros acrónimos utilizados son btw > by the way, tbh > to be honest, idk > I don’t know, idc > I don’t care, algunos también llegan de otras ramas como los vídeojuegos, como n00b (alguien que no tiene ganas de aprender algo), y muchísimas otras palabras comunes que usamos del inglés para describir cosas y/o acciones: pretty, uncool, lame, fail, epic fail etc, y más que son ya naturales en las conversaciones: makeup, chat, oufit, zombie etc.

Todos estos, son empleados por diversos grupos de personas de acuerdo a la situación; esto es importante ya cualquier idioma está en constante cambio y se adapta a las necesidades del hablante y es imposible someterlos a una regla, caso parecido a lo que señala el poeta español Vicente Quirarte, quien, en una conferencia en 2011, explicó que “…las academias de la lengua ni admiten, ni prohíben, sino que están para estudiar el lenguaje en su constante evolución”. El mismo español que hablamos cambió y es diferente al que se habla en España, ya que también adoptó palabras de origen indígena para llenar las necesidades de la lengua y poder nombrar distintas características, objetos y aspectos.

Y mucha gente se pregunta si es malo utilizarlos pero ¡para nada! la necesidad comunicativa, específicamente con la importancia del inglés en la actualidad, enriquece la lengua y diversifica las opciones para darnos a entender, como lo explicó Antonio Alatorre, filólogo y autor de Los 1001 años de la lengua española, donde relata la historia de nuestra lengua y comenta que: “La influencia del inglés es hoy abrumadoramente mayor a la que tuvo el francés en su punto culminante, y cubre una variedad más amplia de terrenos.” Esto lo podemos ver en la infinidad de campos donde nuestro idioma carece de un término para nombrar cosas y algunos anglicismos fungen como conectores y la comunicación sigue fluyendo.

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion

© 2017  By: Vortice | Design Solutions, for: Oghma